Información

Noticias

Versión ampliada Imprimir noticia Enviar noticia por mail
Volver
27/05/2024 | Infobae
El mercado puso límites a la baja de tasas: cuáles serían las claves para tranquilizar al dólar y bajar el riesgo-país
El éxito de la licitación que realizará el Tesoro esta semana y la aprobación de Ley de Bases harían mucho para reencauzar las expectativas del mercado

 

El lunes comienza para los inversores y ahorristas con la frágil tranquilidad de que la suba del dólar se detuvo momentáneamente el viernes. Las bajas en el MEP y el contado con liquidación (CCL) fueron de 2% y el “blue” cayó $60, a 1.220 pesos.

Los bonos soberanos no tuvieron la misma suerte y bajaron, pero acá la mirada está puesta en el futuro de la Ley de Bases y no son pocos los que piensan que el viaje de Javier Milei a Córdoba fue el principio de un acuerdo. No debería sorprender una recuperación de los bonos de la deuda externa. Hay inversores tomando posición.

Con la pausa de la suba del dólar, se esperan más liquidaciones del agro y una baja del CCL porque el campo liquida 20% de las exportaciones en ese mercado.

Otro factor que incide favorablemente es la licitación del Tesoro de esta semana, donde se espera que el menú incluya LECAP con rendimientos superiores a 4% para atenuar el efecto de la última baja de tasas que fue uno de los disparadores del dólar y desequilibró al mercado.

Con la pausa de la suba del dólar, se esperan más liquidaciones del agro y una baja del CCL
También resultó una buena noticia que Central Puerto firmara el acuerdo con Cammesa y Pampa Energía esté a punto de hacerlo. La Bolsa reaccionó ante esta noticia e incluso fue trascendente para Moody’s, la calificadora de riesgo, que hizo un informe sobre YPF Energía Eléctrica, otra empresa que aceptó los bonos AE38.

“Al aceptar el intercambio, la empresa reconoció una pérdida de aproximadamente USD 25 millones en el primer trimestre de 2024, pero este acuerdo también le permitió recaudar pagos adeudados por Cammesa correspondientes a las facturas de febrero y marzo, aliviando las presiones de su capital de trabajo. La empresa mantiene una liquidez adecuada que mitiga parcialmente la pérdida a causa del intercambio.”

Moody’s proyecta “el flujo de caja de las operaciones por encima del 20% constante en los próximos años y una política prudente de dividendos”.

El informe de la consultora F2 de Andrés Reschini indica que la soja en Chicago tuvo idas y vueltas, pero no logró consolidar una tendencia al alza. “El tipo de cambio está en las puertas de cerrar el quinto mes con una actualización del 2% mientras merma el ritmo de liquidaciones en el Mercado Libre de Cambios (MLC), se ensancha la brecha y el Banco Central ve menguar sus compras diarias. Esta semana las compras de la autoridad monetaria alcanzaron los USD 550 millones contra 750 millones de la anterior y 801 millones de dos semanas atrás. Esta tendencia pone tensión en los dólares financieros y enciende algunas alertas”, dice un pasaje.

Suba y descalce
Y precisa que si bien el viernes el dólar terminó cediendo, acumuló una suba semanal de casi 12% lo que, sin dudas, marcó la peor semana del Gobierno. “Aunque al inicio tuvo semanas con subas mayores, el tema parecía estar bajo control. Pero, como ya vimos durante la semana, el descalce entre tasa y expectativas de inflación puso límites a la licuadora y el Senado, con la dilación del avance de la Ley Bases y paquete fiscal, contribuyó a profundizar este fenómeno. Una suba de tasas por parte de los bancos podría contribuir, pero, al menos por ahora, ni siquiera desde el propio Banco Nación se ve que esto suceda”, resaltó F2.

La Ley de Bases, el post-cosecha gruesa y la evolución del nivel de precios estarán en el foco del mercado (F2)
La consultora considera probable que los tipos de cambio alternativos sean más volátiles y se ubiquen un escalón arriba comparado con el período de pax cambiaria. “De todas formas -observa- las reservas netas habrían mejorado cerrando la semana en torno a USD -1.500 millones contra -1.900 millones de la semana anterior”. Según F2, la Ley de Bases, el post-cosecha gruesa y la evolución del nivel de precios estarán en el foco del mercado. Y explica: “los futuros de dólar siguieron moviéndose al ritmo de las tasas y cerraron una rueda positiva. El mercado exigió mayores rendimientos y la curva se desplazó hacia arriba. Todas las posiciones lograron cerrar con rendimientos positivos contra el viernes anterior. No se notan volúmenes que indiquen mayores probabilidades de aceleración cambiaria. Con todo esto y la escalada en los tipos de cambio, el mercado lanzó una advertencia al Gobierno: Deberán acelerar la llegada de buenas noticias”.

El informe de FMyA, la consultora de Fernando Marul, también señala que la pasada “fue una semana de malos datos macroeconómicos: se confirmó la fuerte caída de actividad de marzo (-8.4% anual), pero esperamos que en abril haya rebote que vendrá por mejoras de ingresos y la cosecha, que se retrasó un mes, y arrancó en mayo”, señaló.

La segunda mala noticia fue el salto del CCL de 15%, a niveles cercanos a $1300 y una brecha de 40% ¿Motivos? Más por reacomodamiento, que por “falta de dólares”:

-Baja de tasas de interés que no seducen (Plazo Fijo en 2.5% mensual);
-El dólar en mínimos de 6 años y el mercado diciendo que estamos “caros en dólares”;
-Menor oferta de dólares al CCL de Energía, porque el agro sí aumentó las ventas; y
-Ruido Político con la falta de avances de la Ley Bases.

Mas allá de la suba del dólar y asumido un acotado impacto en la inflación, Marul proyecta una inflación de 5% para mayo. Sobre lo que se viene señala: “para los próximos meses asumimos rebote de actividad, inflación estable (4/5%) y mayor liquidación del agro hasta agosto. Proyectamos superávit comercial de casi USD 11.000 millones hasta fin de año; aún falta vender el 80% de la cosecha (USD18.000 millones). El Banco Central seguirá comprando reservas, pero menos que en la primera parte del año (casi U$S16 mil millones)”. El pronóstico de FyMA es que la ley se aprobará, modificada. Serán clave los “dialoguistas” para apoyar en general, aun con cambios en particular. Un dato que apunta en ese sentido, anota, es que el Gobierno “aceleró las transferencias a provincias y cerró el conflicto con Cammesa”.

Proyectamos superávit comercial de casi USD 11.000 millones hasta fin de año; aún falta vender el 80% de la cosecha, USD18.000 millones (FMyA)
En cuanto a las importaciones, la consultora de Marul que una menor recesión en los próximos meses irá normalizando las importaciones, para llegar a niveles más cercanos a los USD 6.000 millones mensuales, aunque en el año la caída sería de U$D 10.000 millones (excluido energía). “En resumen, esperamos que el Balance Comercial de 2024 cierre positivo en USD 17.000 millones, reversión de casi U$D 24.000 millones, por contribución del agro en USD 7500 millones (cosecha) + Balance de Energía en U$D 4.000 millones y caída de Importaciones en U$D 10.000 millones”, dice.

Como se ve, la suba del dólar alertó al mercado e hizo que los inversores se concentren en la licitación de títulos del Tesoro esperando tasas más altas. El Gobierno se dio cuenta de los límites de la licuación.

Volver